Dolores: desalojan y demuelen puestos gastronómicos de la ruta 63

Vialidad estuvo a cargo de la demolición y el retiro de los puestos que se ubican entre los kilómetros 1 y 1,5.

Personal de Vialidad Provincial ejecutó hoy la orden de desalojar las banquinas de la ruta 63 entre los kilómetros 1 y 1,5, mano a Buenos Aires, frente a Dolores.

Cerca del mediodía comenzaron a demolerse los puestos de venta de comidas que se encontraban en ese lugar, en cumplimiento de lo ordenado por el juez en lo contencioso administrativo de esta ciudad, Antonio Escobar.

El lugar está ubicado en cercanías del cruce de la ruta 63 con la autovía 2, donde se produce el desvío hacia el Partido de La Costa, Villa Gesell y Pinamar. Es un largo corredor donde se ubican parrillas y restaurantes, así como también puestos, algunos bastante precarios, de venta de quesos, miel y otros productos regionales que ocupan las banquinas.

Algunos no son más que pequeñas tiendas de chapa, pero algunos incluyen dependencias de material. Los 500 metros en cuestión corresponden al frente de un campo cuyo propietario reclamó el desalojo del frente sobre la ruta.

En marzo pasado ya había habido una orden de desalojo, pero muchos de los puesteros retornaron para aprovechar el gran movimiento que se registró en la zona durante el feriado de Semana Santa.

En líneas generales, todos los puesteros acataron la orden, desarmando lo que podía desarmarse y retirándose del lugar cuando las máquinas comenzaron a demoler las construcciones de material.

“Filmen, filmen, cómo llora un hombre que se quedó sin trabajo”, gritó a los periodistas presentes uno de los puesteros, señalando a un compañero que se quebró, junto a un árbol, mientras la topadora terminaba con el fogón donde se hacían los asados.

María José Ibáñez, abogada de Vialidad Provincial encargada del operativo, dijo que “ya fueron todos notificados y la idea es proceder de la mejor manera posible”.

“La idea es que el operativo sea lo más cuidado posible para todos los vecinos y por eso estuvimos en diálogo previo, además de las notificaciones”, explicó.

De la misma manera, insistió en que las máquinas están para evitar que queden chapas o materiales que puedan ser perjudiciales para los vecinos que circulan por el lugar.

(Fuente: https://www.entrelineas.info/)

A %d blogueros les gusta esto: